PSICOLOGÍA DEPORTIVA FRENTE A LA COMPETICIÓN


La ansiedad en los deportistas es uno de los temas más estudiados en la Psicología del Deporte, lo cual quizás se deba al hecho del gran impacto que los estados emocionales negativos tienen sobre el rendimiento, y a que gran parte de los fracasos deportivos se explican por problemas derivados del manejo de la ansiedad.


Pero, ¿qué es la ansiedad?; podemos decir que se trata de un estado emocional negativo formado por sensaciones de nerviosismo, preocupación y aprensión. Es importante saber que la ansiedad tiene dos componentes; un componente de pensamiento llamado ansiedad cognitiva (por ejemplo, la preocupación) y otro componente somático, relacionado con el grado de activación física.

Debemos tener en cuenta que la ansiedad puede considerarse como un rasgo permanente de la personalidad (grado de ansiedad que presenta un individuo de forma general en todas las situaciones) y/o como un estado temporal (provocada por circunstancias especiales).

Los principales síntomas que puede tener un deportista en una situación de estrés competitivo son:
*Tensión muscular.
*Dolores y molestias estomacales.
*Dificultades respiratorias.
*Diarrea y ganas de orinar.
*Fatiga excesiva.
*Leve mareo.
*Palpitaciones.

 Ante una situación de estrés competitivo, nuestro organismo libera adrenalina y comenzamos a sentirnos mal con los primeros síntomas de la ansiedad; al notarlos, empezamos a tener un temor a esos síntomas que sabemos nos perjudican e incluso paralizan; ese temor hace que los síntomas empeoren aún más, y finalmente, aprendemos a asociar esos síntomas negativos con una situación de estrés competitivo particular, por lo que cuando nos enfrentemos a esa situación, el perjudicial proceso volverá a ponerse en marcha.

Un concepto muy importante en el estudio de la ansiedad aplicada al deporte, es la llamada ansiedad precompetitiva, la cual suele ocurrir en las 24 horas previas a una competición. Suele ser el resultado de un desequilibrio entre las capacidades percibidas y las demandadas del ambiente deportivo; si éstas estuvieran equilibradas hablaríamos de un estado óptimo de alerta/vigilancia, y no de ansiedad.

No obstante, existen determinados factores que pueden contribuir al aumento o disminución de esta ansiedad precompetitiva: cambios en la situación habitual, importancia del evento, información errónea, conocimiento del rival, etc.

Podemos decir que un factor muy importante a tener en cuenta, es que todo deportista compite con la presencia de público. Según los estudios actuales, las consecuencias de este factor es que el deportista obtendrá mejores resultados siempre y cuando domine la tarea, pero si la tarea está mal dominada, la presencia de público influirá negativamente. Los espectadores juegan un papel muy activo y pueden ejercer una fuerte presión e influir en el aumento del estrés de los deportistas .



Cada deportista es un mundo, nadie sabe las cosas que se nos pueden pasar por la cabeza a cada uno de nosotros justo antes de la competición. Unos atletas tienen síntomas de tranquilidad, superioridad, se crecen en el momento de competir, pero otros piensan en negativo, le dan muchas vueltas a la carrera antes de hacerla y piensan que no les va a salir bien. Todo esto acarrea que en la competición no confíes en ti mismo, te vengas abajo y parezca que no eres capaz de avanzar... Estos son síntomas que con la ayuda de tu entrenador y psicólogo se pueden mejorar y hacer que poco a poco consigas creer mas en ti y ser consciente de todo lo que puedes llegar a ser.
Para mi, la parte psicológica del deportista es mas importante que su estado de forma actual.

Como yo siempre digo.... Si puedes soñarlo, puedes Hacerlo!! Confía en ti mismo y todo trabajo tendrá su recompensa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada